2 de mayo de 2007

COSAS INEXPLICABLES

“No he tenido constancia de que existiera ANV hasta hace unas semanas”

Esta fue una de las respuestas que Cándido Conde Pumpido dio el pasado miércoles en una entrevista concedida al periódico La Razón.

A simple vista parece normal, la mayoría de los españoles no ha oído hablar de ANV hasta hace un par de semanas; pero que el Fiscal General del Estado no tuviera constancia de la existencia de ANV hasta hace unas semanas no es tan normal. Y no lo es porque ya en el auto de procesamiento de la causa abierta contra Batasuna en la Audiencia Nacional se habla de ANV como uno de los partidos integrantes de la coalición Herri Batasuna.

Durante estas semanas se han escrito magníficos artículos contando la historia de ANV (recomiendo el artículo de Jon Juaristi publicado en ABC el pasado 14 de abril y el de Florencio Domínguez publicado en el Correo el 16 de abril), por lo que no voy a entrar en esta cuestión y me voy a centrar más en la actuación del juez Baltasar Garzón.

El pasado 21 de marzo, la Asociación Dignidad y Justicia, solicitaba al juez que “se libren oficios a la Unidad Central de Inteligencia, al Servicio de Información de la Guardia Civil y Ertzaintza para que con la mayor urgencia emitan informes sobre las actuaciones que está desarrollando el partido político ANV, que conforme al Auto de Procesamiento es uno de los partidos integrados en HB-EH-Batasuna, para que una vez acreditada su actividad se proceda a la suspensión de sus actividades conforme a los dispuesto en los autos de suspensión de Batasuna”.

Casi un mes después, y sin tener noticias de ANV, el Correo el 13 de abril publica: “Acción Nacionalista Vasca, un partido con 77 años de historia, encuadrado en la izquierda abertzale y miembro de HB hasta 2001, se perfila como el 'plan C' de Batasuna para intentar estar presente en las elecciones municipales y forales del 27 de mayo”, y es entonces (el martes 17 de abril) cuando Garzón ordena la elaboración de los informes y con prisas, porque el 23 termina el plazo para la presentación de candidaturas(“Garzón urge a la Policía que investigue si ANV forma parte de Batasuna, pide la información para el lunes que es cuando termina el plazo de presentación de candidaturas” el Correo, 20 de abril)


Después de la presentación de los respectivos informes (tengamos en cuenta sólo el de la Guardia Civil y el de la Policía Nacional, porque el de la Ertzaintza se elabora con información obtenida en la enciclopedia de Internet, Wikipedia), Garzón decide que dichos informes (que demuestran la vinculación de ANV con Batasuna) dicen cosas distintas, por lo que por medio de una providencia requiere “al Director General de Policía y Guardia Civil, para que por ambos Cuerpos de Seguridad del Estado se elabore un solo informe”, que cumplimente una serie de puntos.

En relación a este nuevo informe, destacar que; fue Garzón el que decidió que los dos anteriores decían cosas distintas, porque no decían cosas distintas (esto me lo ha dicho gente que ha leído los informes), y que esos puntos que él fija para el nuevo informe, son puntos estratégicamente pensados para la elaboración del auto que dictó posteriormente en el que establecía que no había indicios para demostrar la vinculación de ANV con Batasuna. Aquí, podríamos hablar también de la figura del “mando único” de ambos Cuerpos de Seguridad, y del papel que está jugando en todo esto, hoy mismo se ha publicado que “19 folios del informe original de la Guardia Civil no llegaron al juez”, pero sería meternos en un jardín algo complicado.

De este último auto decir, que los indicios en los que el juez se basa para “demostrar” (¿?) que ANV no tiene vinculación con Batasuna, son más que suficientes para declarar cautelarmente la suspensión de actividades de dicho partido político (las pruebas serán necesarias posteriormente cuando se juzgue a dicho partido político).

Para ir acabando, sólo una cosa más, ha habido dos hechos importantes a la hora de ver claramente la vinculación de ANV con Batasuna, y por tanto con ETA, que el Juez ha decidido no tener en cuenta, o según parece ha decretado el secreto de actuaciones y ya veremos que hace:

El primero, el hecho de que ya, Mikel Antza (jefe del aparato político de ETA hasta su detención en el 2004) en un cuaderno que le fue incautado, recogía la posibilidad de utilizar a ANV para que Batasuna se presentara a las elecciones.

Y el segundo, la detención de Jorge Murillo y la documentación encontrada en el “pen drive” que tiró por la ventana en el momento de su detención. Actualmente se encuentra en prisión incondicional, decretada por el juez Garzón en un auto en el que establece: “De lo actuado se desprende que el detenido Jorge Murillo Echeverria, es responsable de la comarca de Ultzama (Navarra) y el coordinador de Batasuna de la zona norte de esta Comunidad Foral, hallándose así mismo vinculado, según la documentación intervenida, a ASKATASUNA (declarada ilícita por su vinculación con ETA) y a SEGI (organización terrorista) a la vez que sería el que en tal carácter, habría elaborado las listas de candidatos en su comarca para la agrupación Ultzama Abertzaleak Sozialistak y Acción Nacionalista Vasca para la elecciones del 27/05/07; con lo cual estaría quebrantando la suspensión judicial de Batasuna;

Vamos, que no hay indicios para establecer la vinculación de ANV con Batasuna, pero que Jorge Murillo como coordinador de Batasuna y encargado de la elaboración de las listas de Abertzaleak Sozialistak y ANV, ha quebrantado el auto de suspensión de Batasuna. ¿Alguien me lo explica?