13 de febrero de 2007

EL MESÍAS

Toda religión, creencia o fe, por muy ilustrada que parezca, necesita de un buen mesías que logre unir al “rebaño”. Si además, los fieles son un grupo de exaltados terroristas, la dependencia mesiánica para subsistir en un Estado de Derecho es aún mayor.

ETA, acosada, acorralada y vencida por la conciencia ciudadana democrática y por la firmeza pro-libertades de los anteriores gobiernos (UCD, PSOE, PP), no podía hacer más que esperar la llegada de un mesías. La banda terrorista necesitaba un líder salvador que evitase el cumplimiento de las penas y las disculpas inútiles a todos los huérfanos y viudas por tantos años de dolor y de ausencias.

Las plegarias terroristas fueron atendidas y el “salvador” de la causa vasca se reencarnó en Rodríguez Zapatero. Con talante y dando los pasos justos en el momento oportuno, el Presidente ha ofrecido a los terroristas algo fundamental para su triunfo: la aceptación social. La panda de pistoleros se ha convertido en un grupo político incomprendido. Éste es el triunfo de ETA. Con una buena opinión pública a su favor, los terroristas saben que lograrán Navarra, la autodeterminación, excarcelaciones, etc.

Todo se encuentra en el poder de convencimiento que el gobernante ejerza sobre “las masas”. En este sentido, ETA ha encontrado al mesías perfecto. Embaucador y filibustero, Zapatero sabe guiar los vientos dominantes, calma las marejadas y, si es necesario, interrumpe el cauce del río, como en el Proceso de Paz-Rearme. El Estado ha quedado humillado ante la ínfima presión de un puñado de fascistas educados para la ocasión. Zapatero, acompañado Patxi López, “bastardo” del socialismo de Euskadi, ha dinamitado todos los fundamentos del Espíritu de Ermua, hasta el punto de rebajar a las víctimas al grado de “apestados”.

Es triste que el ser humano esté dispuesto a alcanzar grandezas a cualquier precio.

1 comentario:

Alejandro y Juan dijo...

Es muy triste todo lo que esta pasando. Pero ante el desánimo, tenéis que saber que no estáis solos. Somos muchos los que como vosotros queréis poner el grito en el cielo. Es increíble como muchos el PSOE de ZP se ha rendido a los asesinos y como tiene votantes que le respaldan y lo defienden. Mucho ánimo porque no estáis solos.