15 de diciembre de 2006

Mikel Buesa: "La Paz es la Constitución"

Estas son las palabras que nos dirigió Mikel Buesa para cerrar el acto de celebración de la Constitución en Vitoria:

"Muchas gracias por haber venido a este acto en el que conmemoramos la aprobación, hace 28 años, de la Constitución Española. Celebramos esta conmemoración porque tenemos el convencimiento de que en nuestra Constitución se encuentran los fundamentos de nuestra convivencia como ciudadanos y de nuestros derechos y libertades como españoles. En esta ocasión, nos hemos convocado aquí, en Vitoria, para decir que la Paz es la Constitución. Cuando decimos esto, lo hacemos con la plena conciencia de que, en la Constitución, se plasman los valores de Libertad, Igualdad y Justicia sin los cuales no puede existir una verdadera Paz. Hoy en el País Vasco son muchos los políticos —sobre todo, los que mandan en el Gobierno Vasco, y también los que mandan en Madrid—, son muchos los políticos que nos hablan en un lenguaje confuso. En realidad, no sabemos muchas veces lo que nos dicen, porque dicen una cosa cuando lo que verdaderamente quieren decir es otra muy distinta. Con la «Paz» pasa mucho de esto. Se nos habla de un «proceso de paz», pero los que están embarcados en ese proceso, en unos casos, no dejan de ejercer la violencia para tratar de lograr sus fines políticos; y en otros, lo que hacen es mirar a otra parte y, cuando se ejerce la violencia, no son lo suficientemente claros y contundentes para rechazarla y rechazar, de paso, las conversaciones ocultas que tienen todos los días con los terroristas.



Por eso, nosotros, desde el Foro Ermua, decimos que la «Paz» no es eso; y que eso no es un «proceso de paz». Nosotros decimos que la verdadera Paz es el fruto de la Libertad; es decir, de esa libertad que nos permite expresarnos sin ningún temor a ser objetivos de la violencia. Nosotros decimos que la verdadera «Paz» es el fruto de la Igualdad; es decir, de una situación en la que todos somos tratados como ciudadanos, todos somos tratados de la misma manera por los poderes públicos. Y no, como ahora pasa, con discriminación cuando rechazamos la ideología nacionalista o no estamos de acuerdo con los que ostentan el poder. Nosotros decimos que la verdadera «Paz» es el fruto de la Justicia; es decir, de esa justicia que repara el daño causado por los que ejercen la violencia, el daño causado por el terrorismo. Esa justicia que atiende las razones y el interés de las víctimas; y que no se aplica en función de las circunstancias, de las negociaciones o de las exigencias de impunidad de los terroristas. Por eso, nosotros decimos que la «Paz», la verdadera «Paz» está en la Constitución. Porque la Constitución proclama como sus fines la Libertad, la Igualdad y la Justicia. Porque la Libertad, la Igualdad y la Justicia son los valores esenciales de la democracia. Y porque es la Constitución la que defiende esos valores en España y para todos los españoles. "