16 de enero de 2007

Del blog de Santiago González

Así ha visto hoy el debate de ayer en el Congreso el periodista Santiago González en su blog:


No tuvo suerte [Rajoy]. Zapatero admitió haberse equivocado al pronosticar 20
horas antes del bombazo que “dentro de un año estaremos mejor que ahora”, aunque
quiso sacar provecho del error: “no es muy frecuente que un gobernante admita
errores”, pero de lo que piensa hacer frente a ETA, no dijo ni mú, salvo que va
a ampliar el pacto Antiterrorista, hermoso propósito inviable. Tendrá que elegir
entre los 148 escaños del PP y los 38 de todos los demás.
-
Rajoy no
está preparado para la dialéctica presidencial, un lenguaje sin prejuicios ni
apriorismos engorrosos, como el significado de las palabras, que no parece
establecer diferencias entre ‘la lucha contra el terrorismo’ y ‘el diálogo con
los terroristas’. Rajoy estaría dispuesto a la unidad para derrotar a ETA, no
para empatar con ella en una mesa de negociación. Nada tiene que hacer frente al
club de los comisionistas, que aspira a ver satisfechas algunas de sus
aspiraciones a través del diálogo. Los socios del Gobierno desean la negociación
en cualquier caso, tanto si ETA mata como si no, también si es primer viernes o
han de comulgar. El primero critica al Gobierno por partidismo; los segundos,
movidos por su anhelo de paz, zurraban la badana a Rajoy para que les
respondiera Zapatero. Fue un debate raro.