28 de enero de 2007

GOYO, DESCANSE EN PAZ


El terrorismo nos perseguirá toda nuestra vida y parte de la muerte. Qué se lo pregunten al bueno de Goyo Ordóñez, asesinado vilmente por defender unas ideas pacíficas y expresarse en libertad.

Los borrokas se han cansado de quemar autobuses y han trasladado su centro de acción a los cementerios. Los nuevos deberes en las Eikastolas van dirigidos a destrozar tumbas de demócratas asesinados con un cruel tiro en la nuca o un coche bomba. La cobardía aumenta de generación en generación, pues los abertxales saben que Goyo no despertará, no podrá responderles; en definitiva, saben que el expresidente del PP vasco jamás lo haría en caso contrario.

La cantera de ETA olvida que Goyo no está muerto. Físicamente se desvaneció bajo la sin razón del asesino, pero sus ideas permanecen. Podrán matar a miles de vascos, pero la libertad, la palabra y el derecho seguirán en vigencia, pese a la presión nacionalista y al chantaje del proceso de paz. Después de mil muertos siguen sin entender la importancia del recuerdo y el ejemplo que nos dan los ausentes asesinados por su lucha ejemplar contra la tiranía y el fascismo vasco.

El mensaje de esperanza y paz que transmitió Goyo a la sociedad vasca sigue vivo. Este vil asesinato no sumó una losa al cementerio, sino que reforzó moralmente a todos aquellos que se expresan en libertad en el País Vasco. Podrán destrozar más tumbas, pero con el paso del tiempo las lápidas etarras serán enterradas por el polvo del olvido mientras, el espíritu de la paz, seguirá vigente. Su huella no se borrará.

Descanse en paz Goyo. Sus ideas, más vivas que nunca, trabajarán por la libertad que tanto añoró.

2 comentarios:

borjasl dijo...

Es triste ver el despliegue mediatico, con los pobres ecuatorianos (utilizados vilmente por el Gobierno en mi opinión) y mientras que pasen estas cosas.

borjasl dijo...

Hola Humberto, te paso video que ha hecho Coalición.

Por si lo quieres colgar en el blog.

http://www.youtube.com/watch?v=C9cf7XCWuUA