18 de enero de 2007

Iñaki Ezkerra: "Tenemos que salir en una manifestación que plantee el asesinato y el chantaje en sus justos términos"

Marta Gómez de Castro entrevistaba el pasado martes en Libertad Digital a Iñaki Ezkerra, escritor, columnista y uno de los fundadores del Foro de Ermua. Reproducimos aquí la entrevista:

CREE QUE EL GOBIERNO VOLVERÁ A NEGOCIAR CON ETA
Ezkerra lamenta que la manifestación del sábado fuera un "patético acto de apoyo a Zapatero"
Iñaki Ezkerra.
Uno de los vicepresidentes y miembro fundador del Foro de Ermua, Iñaki Ezquerra, ha lamentado que la marcha sindical del pasado sábado en Madrid sirviera para que el PSOE mostrara "su verdadera cara" y terminara convertida en un "patético acto de apoyo al Gobierno de Zapatero". Frente a ese acto, Ezquerra defiende la manifestación convocada por su colectivo para el próximo 3 de febrero. Ha hecho el llamamiento en Libertad Digital: "Tenemos que salir en una manifestación que plantee el asesinato y el chantaje en sus justos términos".
Entrevistado para Libertad Digital por Marta Gómez de Castro, el vicepresidente del Foro de Ermua ha denunciado la "cultura del todo vale" del PSOE. También ha puesto sobre la mesa que "los que todavía quieren seguir dialogando con ETA después de dos asesinatos no son capaces de dialogar con el Foro Ermua". En la manifestación del sábado, como ha recordado Ezquerra, se vieron pancartas en las que se leía "Alcaraz asesino", "algo bochornoso de lo que no deberían estar tan orgullosos. Parecía una manifestación de ETA".
El miembro fundador del Foro de Ermua se ha preguntado por qué nadie retiró esas pancartas. "Llamar asesino a Zapatero, como llamárselo a Aznar, es una estupidez, pero llamárselo a una víctima del terrorismo es un ejemplo de la irracionalidad, la bajeza y la poca consistencia de esta gente", se lamentaba. Por eso insiste en que nunca se habría perdonado estar en esa manifestación. La decisión, al final, fue la correcta. "La mejor forma de no equivocarse es estar con las víctimas porque aún cuando se equivocan en aspectos formales y superficiales aciertan en lo esencial", apuntaba.

El "acto patético" y la "apoteosis del cinismo"

En la marcha del sábado la consigna era, a su juicio, "hay que estar con Zapatero aunque se equivoque". Y vuelve a lanzarse preguntas: "¿Pero por qué? ¿Quién es Zapatero? ¿Alguien que va de rechazar la Navidad cristiana porque se cree él mismo el Mesías? ¿En base a qué? ¿Qué milagro ha hecho? ¿En qué ha acertado? ¿De dónde le viene esa pretendida autoridad moral para exigir el apoyo ciudadano hasta en sus errores y sobre todo en sus errores? ¿Quién es Zapatero al lado de las víctimas?"

Peor concepto tiene el miembro del Foro de Ermua de la manifestación del mismo día en Bilbao, "la apoteosis del cinismo". De Juan José Ibarretxe y Patxi López sostiene que "son gente que está ya tan desacreditada que no merecen ni la crítica". Además, cree que la respuesta a una "manifestación tan institucional", con 80.000 asistentes, fue escasa "porque era un acto nacionalista y a los nacionalistas la propia paz les pone del hígado, no les interesa aunque sea una paz ominosa como la que ellos reclamaban, una paz sin libertad".

"Zapatero está intentando cargarse el Pacto"

Ezkerra se ha referido también al debate de este lunes en el Congreso. A su juicio, Rajoy "dejó K.O. a Zapatero cantándole las verdades del barquero (...) Daba pena ver su inconsistencia declarada y su arrogancia vencida (...) Se escenificó la oquedad, la frivolidad, la banalidad y la simplonería que hay detrás del estereotipado discurso del mal llamado proceso de paz". Al PP le reprocha que "reacciona con lentitud" aunque coincide con Mayor Oreja en que es hora del "Zapatero, váyase".

Lejos de esa vuelta al Pacto por las Libertades que reclaman los populares, Ezkerra cree que Zapatero "está intentando cargarse" ese acuerdo. "La famosa, traída y llevada unidad de los demócratas es el eufemismo que usa el Gobierno para denominar al finiquito del Pacto por las Libertades". Lo que ahora persiguen los socialistas es un pacto "que excluya al PP, a diez millones de españoles en nombre de la unidad".

Los pasos de Zapatero y los de ETA

En esa dinámica, sospecha que Zapatero volverá a intentar negociar con ETA porque "sigue empeñado en vender electoralmente la mal llamada tregua y no ha dado muestras de rectificación ni de cambio de estrategia. Zapatero dice que no se ha equivocado él sino ETA, pero ETA, por mucho que le pese a Zapatero, ha acertado. La prueba es él".

De los terroristas sostiene que "desde que el fundamentalismo islámico firmó el macro atentado del 11-M, tienen pendiente la asignatura de un atentado similar. Tanto si participó como si no en aquella masacre, ETA tiene envidia de que no estuviera allí su firma clara y piensa en hacer algo similar. Es lógico y no sólo por envidia sino porque aquel gran atentado demostró que la sociedad española cede al chantaje, que es capaz de doblegarse y cambiar el voto como muestra de esa rendición. Esa es la lección que sacó ETA y la que hubiera sacado todo terrorista: Con estos las bombas son eficaces”.